lunes, 7 de julio de 2008

San Fermín - Orinando en la vía pública


Durante los Sanfermines, todo vale. Al menos, esa es la sensación que da.
Hay algunas "costumbres" que durante el año no están nada bien vistas, ni por la gente ni por la autoridad. Sin embargo, durante los Sanfermines se hace la vista gorda, o incluso se toleran oficialmente.
Se trata, por ejemplo, de aparcar en doble fila o en las medianas, no pagar la zona azul, saltar desde la Fuente de La Navarrería...
Sin embargo hay una que me parece especialmente incorrecta, sea o no San Fermín, más aún cuando la solución estaría a tan solo unos metros de distancia.
Se trata de mear en la vía pública.
Y hoy me ha tocado ver innumerables casos de esto último. Y la mayoría de ellos, efectivamente a menos de 10 metros de uno de los varios urinarios públicos que el Ayuntamiento de Pamplona ha instalado para estas fiestas. En total, 12 conectados a la red de saneamiento, y ¡¡nada menos que 36 químicos!!
Ver la nota del ayuntamiento aquí.
Pues parece que las 66 cabinas de mujeres, 44 de hombres, 4 mixtas, 12 para disminuidos físicos y 84 urinarios no son suficientes.
La que me ha tocado ver hoy era de color rojo, es decir de las conectadas a la red de saneamiento.
Y los interfectos se han permitido orinar en los contenedores especiales que también se han colocado para la recogida extraordinaria de residuos de estas fiestas, e incluso contra una una de las paredes exteriores de los aseos.
Y en esto, no hay igualdad de género, pero tampoco es que sea solo "cosa de chicos". De las dos docenitas largas de orinadores públicos que han pasado ante nuestros ojos, al menos 3 han sido féminas. Dos de ellas, muy habilidosas, hasta se lo han montado de pie mientras hablaban con el chico del otro lado del contenedor de basura.
La excusa quizás podría ser las colas que había en los aseos especiales que se han instalado, pero sinceramente, el tiempo de espera en las cabinas masculinas dificilmente podía superar los 5 minutos, y los urinarios que hay instalados en el exterior de los aseos incluso estaban vacíos en algunos momentos.

En fin, que yo creo que el Ayuntamiento ya ha hecho su parte, y que se podrían tomar algunas medidas, como aplicar la normativa, y sancionar tanto si son Sanfermines como si no. Por lo menos, en los casos más flagrantes, como los que hemos visto al lado mismo de los aseos. La sanción: 300 euracos. Y mejor, si es de pago en el acto, confiscando todo lo que lleve el individuo. Así, se lo piensa dos veces mientras va al cajero a por más.

4 comentarios:

  1. 300 euracos por mear es de HIJOS DE PUTA

    Asi de simple.

    ResponderEliminar
  2. Mira Anómino: Ser un tío y mear en la calle cuando al lado hay unos servicios públicos gratuitos con 10 o 12 sitios para mear gratis, es de estúpidos. Si no hubiese urinarios por todas partes, podría estar de acuerdo contigo, pero con todos los que ponen, lo siento, pero no.
    Si eres una tía, puede ser más comprensible una urgencia porque la cola de sus baños se las trae.

    ResponderEliminar
  3. no hay nada mejor que ver mear a un hombre sin pudor eso me pone muy burra¡¡¡ os animo a que sigais meando k eso nos pone muchoooooo wapo,....

    ResponderEliminar
  4. Urolagnia, se llama lo tuyo.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Urolagnia

    Pues nada, vente en unas semanas por Pamplona, que no vas a caber en ti de gozo.

    ResponderEliminar