domingo, 3 de enero de 2010

Bertolt Brecht

Hoy, junto al café con leche y bollo, me he desayunado esto en el periódico:
"La nanotecnología permite controlar la materia a nivel atómico o molecular, que es como jugar a ser Dios".
Inquieto, no he podido evitar recordar las palabras de Bertolt Brecht, de hace ya más de sesenta años: "De las bibliotecas salen los asesinos. Estrechando contra sí a los niños, las madres vigilan el cielo con terror a que aparezcan en él los descubrimientos de los sabios"
Creo firmemente que sólo Dios puede jugar a ser Dios.

3 comentarios:

  1. Eso le pasa por hacernos a su imagen y semejanza. Si él es un díos, nosotros también.

    ResponderEliminar
  2. Sí, pero nosotros estamos hechos de barro

    ResponderEliminar